Valoración de los datos del Servicio Público de Empleo Estatal
Barcelona, 4 de abril de 2016.- El mes de marzo ha registrado un intenso descenso (58.216 personas) en el paro registrado, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal. Este cambio de tendencia, tras las subidas de los meses de enero y febrero, hay que vincularlo con una campaña turística de Semana Santa especialmente positiva, según todos los balances provisionales que se hacen desde el sector. La pujanza de este ámbito 
 
Por un lado, la contratación: 1,51 millones de contratos firmados en marzo supone un dato esperanzador de cara a la temporada de verano. Pero sin abandonar el capítulo de la contratación, se descubren algunas claves negativas de este tipo de empleo: el 90% (1,36 millones) de esos contratos fueron temporales.  
 
Según los datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) el turismo representaba en 2015, directa e indirectamente, un 16% del PIB español y empleaba al 5,2% del total de trabajadores. Estas cifras del año pasado se superarán con creces durante este ejercicio, si hacemos caso a algunos indicadores del sector, como la llegada de turistas extranjeros en este primer trimestre del año. 
 
La importancia del turismo en la economía española es, por tanto, incontestable. Su capacidad de crear empleo también: marzo ha dado comienzo a una campaña que permitirá encadenar varios meses de reducción del paro, por lo menos hasta agosto si se repite el patrón de 2015. La estacionalidad y la temporalidad son el reverso negativo del empleo: el sector debe liderar un cambio de enfoque que permita complementar los trabajos menos cualificados y vinculados a los picos de demanda con la profesionalización progresiva del resto de puestos.