Barcelona, 2 de agosto de 2016.-  La campaña turística de verano parece que un año más va a reportar buenas noticias, satisfacciones económicas y un fuerte impulso al mercado laboral. Los datos del paro registrado el pasado mes de julio publicados hoy por el Ministerio de Empleo confirman ese pronóstico, con un descenso de 83.993 desempleados menos que en junio. 
 
Hace unos días, el INE publicaba el balance de la primera mitad del año en la llegada de turistas extranjeros a España: un aumento de 11,7% respecto a 2015 para encaminarse hacia un nuevo record absoluto, con cerca de 65 millones a final de año si se mantiene la tendencia. 
 
Esta buena campaña turística también deja su rastro en los datos del paro registrado. Así, las provincias con mayor descenso mensual del paro registrado en el sector servicios han sido Cádiz (-5.668 parados), Málaga (-4.286), Pontevedra (-3.059), Alicante (-2.841) y A Coruña (-2.792) todas ellas provincias de litoral en las que el sector turístico puede ser clave. 
 
Otro detalle significativo es que el aumento de la contratación se sostiene básicamente sobre los contratos temporales, que crecen un 10,94% respecto a julio del año pasado mientras que los indefinidos lo hacen sólo un 0,42%. Aunque es lógico que todos los meses haya muchos más contratos temporales que indefinidos, que haya una diferencia tan notable en el incremento de unos y otros está muy vinculado a la temporalidad del empleo turístico. 
 
El tercero de los indicios está en la edad: el descenso del paro registrado, en relación al mes anterior, es mucho más acusado entre los menores de 25 años (6,86%) que entre los mayores de esa edad (3,65%). El personal de hostelería y restauración para atender la demanda turística es esencialmente joven. 
 
En definitiva, hay que celebrar las buenas perspectivas para el sector turístico español de cara a concluir con muy buenas cifras la temporada de verano e, incluso, el ejercicio 2016. Pero hay que poner en contexto los datos conocidos hoy para interpretar correctamente la mejora del mercado laboral este mes de julio. El turismo es importante y una gran fuente de riqueza, sobre todo con la llegada de viajeros extranjeros, pero no puede ser el único pilar sobre el que se asiente la recuperación económica a largo plazo.